Le Bilboquet | Nueva York   Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

Le Bilboquet | Nueva York

Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

  Le Bilboquet | Nueva York   Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

Le Bilboquet | Nueva York

Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

  Le Bilboquet | Nueva York   Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

Le Bilboquet | Nueva York

Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

  Le Bilboquet | Nueva York   Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

Le Bilboquet | Nueva York

Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

  Le Bilboquet | Nueva York   Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

Le Bilboquet | Nueva York

Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

  Le Bilboquet | Nueva York   Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.
  Le Bilboquet | Nueva York   Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.
  Le Bilboquet | Nueva York   Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.
  Le Bilboquet | Nueva York   Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.
  Le Bilboquet | Nueva York   Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

Le Bilboquet | Nueva York

Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

Le Bilboquet | Nueva York

Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

Le Bilboquet | Nueva York

Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

Le Bilboquet | Nueva York

Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

Le Bilboquet | Nueva York

Un bistrot con 27 años de servicio crea lazos afectivos con sus clientes. Inevitablemente, ellos comienzan a “sentirse como en casa”. Teniendo esto en mente, el reto en el nuevo Bilboquet fue recrear un ambiente “déjà vu” en un espacio de mayores dimensiones, para dar la impresión de que –aún en su nueva locación– el restaurante siempre estuvo ahí. Se utilizó mobiliario francés, accesorios vintage, luminaria tenue y cuadros coloridos como parte de la propuesta para este emblemático bistro.

show thumbnails