Tribeca | Nueva York

Al propietario le complació la idea de un “loft poco decorado”. Los acentos fueron puestos sobre piezas de mobiliario amplio y discreto, así como en múltiples accesorios cuyos colores viajan por el gran espacio.